Océnanos “on the rocks”

La preocupación por el cambio climático es un fenómeno creciente. Pero… ¿somos conscientes de la magnitud?Por si aun quedan por ahí escépticos, aquí os pongo un video de CBC News, en el que las imágenes son impresionantes. Para los que no seais tan duchos con el inglés, se trata de un trozo de la Antartida, de aproximadamente el tamaño de Ibiza (la isla entera, no la ciudad), que se ha desprendido en 10 días.

Toda esta area se ha convertido en “hielitos” del tamaño de un edificio, y se ha desperdigado (datos de mitad de Marzo) por casi tres veces el area.


No se a vosotros, pero a mi esto me da miedo. Y por lo que dicen en el video y en el British Antarctic Surveya los científicos expertos en el tema también.

Los 6 pecados del marketing verde engañoso

A medida que la sociedad se va dando cuenta de que realmente existe un problema medioambiental que es necesario abordar, más y más compañías empiezan a decirnos cómo de sostenibles son sus productos. Pero ¿cuántas veces habéis oido eso de “si, pero nunca se sabe”? Desgraciadamente, es así: muchas compañías se pronuncian de forma engañosa, dando a entender que su producto es bueno para el medio ambiente… cuando en ocasiones no puede ser más falso.

La compañía estadounidense TerraChoice Environmental ha llamado la atención sobre este hecho mediante la publicación de su estudio The six sins of greenwashing, que vendría a traducirse como el título de este mensaje. De acuerdo con este estudio, en Estados Unidos la aterradora cifra de un 99% de los 1000 productos estudiados eran culpables de marketing verde engañoso o greenwashing.

En lineas generales, estos seis pecados son:

  1. La ocultación información sobre la compensación de impactos: Algunos productos muestran sólo un parámetros en el que se comportan muy bien, cuando sus prácticas en el resto de ellos pueden ser medioambientalmente muy nocivas. Ejemplo: Papel certificado como que proviene de plantaciones sostenibles que tiene procesos de fabricación peores que la media.
  2. La falta de pruebas: En muchas ocasiones, las compañías se basan tan sólo en la promesa del fabricante. Ejemplo: Productos químicos no testeados en animales, aunque no haya manera de comprobarlo, cuando existen organizaciones de certificación.
  3. La ambiguedad e imprecisión: Además de afirmaciones categóricamente falsas, algunos fabricantes lanzan al aire palabras como “verde”, “ecológico” o “sostenible” sin dar más datos sobre qué han hecho para conseguirlo. Ejemplo: Insecticidas libres de productos químicos… hasta el agua es un producto químico ¿a qué se refieren pues?
  4. La afirmación irrelevante: Algunos productos presentan datos que, de normal cumpliría cualquier tipo de producto. Ejemplo: Tostadoras libres de CFC… ¿alguien ha visto alguna con CFC?
  5. La mentirijilla: Un porcentaje demasiado alto – ¿no hay leyes para esto? se declara como que han sido certificados de alguna mejora ambiental sin haberlo sido. Ejemplo: Productos en los que se puede leer “producto orgánico certificado” sin que aparezca en las listas de ninguna de las organizaciones que se encarga de esto.
  6. El menor de dos males: Algunos productos airean sus ventajas frente a la competencia en impactos ambientales que pueden resultar nimios en comparación con otros asuntos en el producto.Ejemplo: Pesticidas que declaran ser de fabricación respetuosa, aunque la mayor forma de reducir el impacto ambiental es minimizar el uso de esos mismos pesticidas.

El mismo estudio comenta de varias organizaciones y teléfonos (estadounidenses, así que no os servirán de mucho) en los que es posible comprobar la información ambiental de los productos, para compensar este marketing verde tan oscuro.

Lo que le cuesta al planeta que volemos


Cada vez volamos más y más en avión, y pocos son los que se plantean el impacto que esto tiene en el medio ambiente, y en especial en el cambio climático.

Nuestros compañeros de la Revista Consumer de la Fundación Eroski han publicado un artículo interesantísimo titulado Volar sin contaminar: responsabilidad de todos al respecto de esto. Además de leerlo en la página web, también podeis descargarlo en este enlace.

¿Quieres saber si tu dinero se invierte en la industria militar?

Entra en esta página y descubrirás las conexiones de la banca con este sector.

Si has encontrado a tu banco en la lista, y no te ha gustado, aquí tienes algunas alternativas:

  • Poner tus ahorros en la banca ética, como por ejemplo Triodos Bank
  • Invertir en microcréditos para los más necesitados, mediante Oikocredit

Y si también quieres desmilitarizar tus impuestos, infórmate sobre la objeción fiscal.

¡Usa la bicicleta!

London Transport, la organización responsable de transportes públicos, seguridad urbana, y esas cosas en la capital británica, ha encargado la realización de un anuncio televisivo con objeto de motivar a la gente a coger la bicicleta en lugar del coche. No os lo perdais: ¡es simplemente precioso!

Y si os ha gustado, no os perdais las fotos de la campaña publicitaria en sus años anteriores. Los carteles no tienen desperdicio:




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.